Saltar al contenido

Informe del Ministerio de Sanidad en 2003

Ministerio de Sanidad y Consumo

MSC, 2003. El Ministerio de Sanidad y Consumo publica un informe de actualización titulado “Evaluación actualizada de los campos electromagnéticos en relación con la salud pública”. En el informe se destaca (p. 5) que el 2ş informe del Comité Científico Director de la Unión Europea en Toxicología, Ecotoxicología y Medio Ambiente indica en sus conclusiones que “… los análisis combinados de los estudios epidemiológicos sobre la asociación entre exposición a frecuencias extremadamente bajas y leucemia en niños, han reforzado la evidencia de una asociación. Sin embargo, algunas inconsistencias en las mediciones de la exposición y otros aspectos del diseño no permiten concluir con una relación de causalidad” y vuelve a destacar (p.6) la exposición prolongada a niveles de CEM por encima de 0.4 microteslas se asocia al incremento de leucemia en niños. En su página 11, también destaca que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “ha recordado que su definición de salud no se limita al bienestar físico de las personas, sino que también contempla el bienestar psicológico y social”.

Las consecuencias sobre el bienestar psicológico y social de los vecinos de líneas eléctricas y otros focos electromagnéticos se está viendo ampliamente alterada, resultando evidente que un amplísimo volumen de vecinos afectados manifiestan síntomas evidentes característicos de los trastornos de ansiedad y distímicos (insomnio, sentimiento de preocupación e insatisfacción constante, pensamientos negativos recurrentes, sentimientos de desamparo, estado de excitación permanente, palpitaciones, etc).

Resulta especialmente importante destacar que entre sus conclusiones también destaca (3Ş) que “debe actualizarse la fórmula de referencia para la distancia de seguridad a líneas de alta tensión, contempladas en el artículo 25 del reglamento de líneas de alta tensión” y, más concretamente, en la página 7 del informe destaca “debe actualizarse el artículo 25 del Reglamento de Líneas de Alta Tensión con el objeto de redefinir unas distancias mínimas de seguridad desde las líneas de alta tensión a edificios, viviendas o instalaciones de uso público o privado. En este sentido se señala que si se realiza el soterramiento de las líneas, debe hacerse de forma eficaz y técnicamente correcta, e ir acompañado de un sistema de información y señalización adecuado que evite la exposición inadvertida. Además se adoptarán las medidas adecuadas de apantallamiento de los campos electromagnéticos”. También destaca que (6Ş) “El principio de precaución debe aplicarse bajo los criterios y condiciones establecidos por la Comisión Europea y tomando el consideración el coste beneficio de la actuación”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *