Saltar al contenido

ANEXO I – ¿Qué son los campos electromagnéticos?

Los campos electromagnéticos son radiaciones, energía transmitida en forma de ondas a través del espacio, en una combinación de ondas eléctricas y magnéticas.

Los campos eléctricos y magnéticos son fenómenos naturales que han estado presentes en nuestro medio ambiente desde siempre. En el entorno en que vivimos, hay campos electromagnéticos por todas partes.

Por ejemplo, podemos encontrar campos electromagnéticos naturales en las tormentas que producen cargas eléctricas en la atmósfera, y también en la propia Tierra, que genera un campo magnético que orienta la aguja de la brújula en dirección Norte-Sur.

El ser humano es especialmente sensible a las variaciones de campos electromagnéticos. Pero no sólo los seres humanos somos sensibles a la presencia de estos campos, muchos animales utilizan los campos electromagnéticos naturales para su orientación en sus movimientos migratorios (como es el caso de los mamíferos marinos, peces y muchas especies de aves) o para encontrar alimento o formar sus colonias (como es el caso de muchos insectos como abejas y hormigas).

El desarrollo tecnológico desde el siglo XX se ha traducido en un aumento de los campos electromagnéticos debido a la demanda de electricidad, las tecnologías inalámbricas y los cambios laborales y sociales. Todos estamos rodeados de un entramado de campos eléctricos y magnéticos en el hogar y en el trabajo.

Estos campos se propagan a la velocidad de la luz, y están caracterizados por una frecuencia y su correspondiente longitud de onda; estas dos características están directamente relacionadas entre sí: cuanto mayor es la frecuencia, más corta es la longitud de onda. La frecuencia es el número de oscilaciones de la onda por segundo, que se mide en hertzios (ciclo por segundo), y la longitud de onda es la distancia entre una onda y la siguiente (en mm, en cm, etc.,).

Para hacernos una idea de su naturaleza, podemos atar una cuerda larga a cualquier punto, sujetamos el extremo libre y lo movemos lentamente arriba y abajo, esto generará una única onda de gran tamaño; si hacemos un movimiento de vaivén más rápido se generarán muchas ondas pequeñas. La longitud de la cuerda es en todos los casos la misma, por lo que cuantas más ondas se generen (mayor frecuencia), menor será la distancia entre las mismas (menor longitud de onda).

Los campos electromagnéticos también se refieren a menudo como «radiación electromagnética«. No se puede ver, sentir o escuchar, a parte de la luz visible o el calor “radiación infrarroja”, que es una parte del espectro electromagnético.

Se denomina espectro electromagnético al rango de todas las radiaciones electromagnéticas, desde las altas a las bajas frecuencias.

Cuanto más elevada es la frecuencia de la radiación, mayor es la cantidad de energía que transporta la onda. Así, podemos dividir a las radiaciones en ionizantes y no ionizantes.

Las radiaciones ionizantes transmiten energía suficiente como para romper los enlaces químicos, lo que se conoce como ionización. Es el caso de los rayos gamma producidos por materiales radiactivos, rayos X como los utilizados en diagnósticos médicos o radiación ultravioleta de alta frecuencia procedente del sol y causa comprobada de cáncer de piel.

A diferencia de las radiaciones ionizantes, los campos electromagnéticos de menor frecuencia no producen ionización y por esto se conocen como radiaciones no ionizantes, como es el caso de las radiofrecuencias, microondas, infrarrojos, luz visible y ultravioleta de frecuencias bajas.

Las radiaciones no ionizantes no son capaces de romper los enlaces entre las moléculas, pero esto no significa que no tengan importantes efectos biológicos en los organismos expuestos. Bien al contrario, la investigación científica no deja lugar a muchas dudas: “estos efectos existen y en muchos casos pueden transformarse en importantes daños biológicos”[1].

[1] Consultar referencias bibliográficas al final del documento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *